<< La formación de las contemplativas es ante todo formación en la fe>>
Aunque la formación presupone, en especial al principio, una parte de enseñanza doctrinal y espiritual,
consiste ante todo en hacer que la persona entre en la experiencia viva del Carmelo.

ASPIRANTADO: El objetivo específico es discenir la voluntad de Dios entre la Comunidad y la Aspirante, a través de un conocimiento mutuo, procurando descubrir los primeros signos de la vocación y si es nuestro estilo de vida en el Carmelo. Esto lo realizamos a través de entrevistas personales con la Priora y la Maestra; y en tiempos oportunos tiene encuentros con la Comunidad. Esto dura no un tiempo superior a los tres meses, puede ser parte en casa y parte dentro del Monasterio.

POSTULANTADO: Es un ensayo previo que introduce a la persona en un conocimiento concreto de nuestra vida, para poner las bases de su proceso vocacional y descubrir juntas los recursos y las aptitudes que tiene para un crecimiento humano y cristiano en el Carmelo. Verificar y completar su grado de cultura, particularmente religiosa y para facilitar un paso progresivo de la vida del mundo a la del noviciado.

NOVICIADO: El fin principal de esta etapa es que la novicia asimile en profundidad el espíritu propio del seguimiento de Cristo en la forma específica del Carmelo Teresiano contemplativo; que conozca y experimente sus exigencias peculiares.Permite entrar en la experiencia de vida Carmelitana en el desierto, en una pequeña comunidad fraterna.

PROFESIÓN TEMPORAL: El objetivo es consolidar a la joven profesa la propia experiencia y los conocimientos, valores, hábitos, habilidades y convicciones adquiridos, centrándose en el desarrollo progresivo de su capacidad de asimilación para una autoformación, tanto desde el punto de vista espiritual como del estudio personal.

PROFESION SOLEMNE: Su objetivo específico en profundizar en este tiempo su preparación para la profesión solemne y afianzar su integración a la Comunidad con la que ha de vivir en plenitud su vocación de carmelita.

FORMACIÓN PERMANENTE: Tiene como finalidad reavivar en plenitud la vocación personal y la vida teologal de las carmelitas descalzas, y capacitar a la comunidad para adaptar las exigencias del carisma teresiano contemplativo a las diversas circunstancias de tiempos y lugares dentro de la fidelidad. La formación esta destinada a hacer crecer a la comunidad en la unidad.


 

 

 

“<< ... porque el estilo que pretendemos llevar es no solo de ser monjas, sino ermitañas, y así se desasen de todo lo criado, y a quien el Señor ha escogido para aquí particularmente veo la hace esta merced.>>”

Teresa de Jesús

 

   
   

Monasterio Monte Carmelo de San Josè

Apartado Postal 33 C.P. 51200, Valle de Bravo, Edo. de Mèxico. Tel. Fax. (01 726) 262 1076

carmelitasvalle@yahoo.com.mx