"La castidad por el Reino de los cielos muestra cómo la afectividad tiene su lugar en una libertad madura y se convierte en un signo del mundo futuro, para hacer resplandecer siempre la primacía de Dios. Pero por favor, una castidad "fecunda", una castidad que engendre hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, debe ser madre y no “solterona". Perdonadme si hablo así pero es importante esta maternidad en la vida consagrada, esta fecundidad. Que esta alegría de la fecundidad espiritual anime vuestra existencia: sed madres, como figura de María Madre y de la Iglesia Madre. No se puede entender a María sin su maternidad, no se puede entender a la Iglesia sin su maternidad, y vosotras sois iconos de María"

S. S. Francisco

 

¡VEN A VISITARNOS!


“Si el alma busca a Dios, mucho más la busca su Amado a
ella.” Es Dios quien llama, quien envía, quien nos concede dar
fruto para el Reino: “No me habeís elegido vosotros a mí, sino
que soy yo quien os he elegido a vosotros, y os he destinado,
para que vayáis y deis fruto, y vuestro permanezca”. (Jn. 15,16)

 

“La vida monástica se fundamenta únicamente en la
experiencia; una experiencia puramente teórica no puede
abarcar su totalidad, ni siquiera ser suficientemente clara
si tu no haces la experiencia personal con ilusión y
generosidad

Monasterio Monte Carmelo de San José

 


Ver Monasterio Monte Carmelo de San José en un mapa más grande

 

 

 

 

 

Monasterio Monte Carmelo de San Josè

Apartado Postal 33 C.P. 51200, Valle de Bravo, Edo. de Mèxico. Tel. Fax. (01 726) 262 1076

carmelitasvalle@yahoo.com.mx